Un crimen visto desde ocho perspectivas

En el clásico filme de Akira Kurosawa, “Rashomon”, el legendario director japonés examinó un horrendo crimen desde las perspectivas de cuatro personas, sin jamás llegar a determinar lo que en verdad ocurrió. La película “Vantage Point”, que comienza a exhibirse hoy en la Isla, emula esta misma técnica pero la desarrolla alrededor de una sola verdad, contada desde los puntos de vista de ocho testigos.

Dirigida por Pete Travis -en su primer largometraje- la cinta es una de las más entretenidas de lo que va del 2008, gracias, en gran parte, a un buen manejo del flujo de la historia que, a pesar de que se arma con una sola situación que se repite una y otra vez, la intensidad de la acción no decae por un instante.

Los hechos ocurren en Salamanca, ciudad española que es sede de un cónclave entre los líderes de los principales países del mundo. Cuando el Presidente de Estados Unidos se dispone a tomar el podio, dos disparos lo alcanzan en el pecho y, segundos más tarde, una enorme explosión destroza la tarima.

Tras este desastre, lo que acontece es una carrera en contra del tiempo para aprehender a los responsables, liderada por “Thomas Barnes” (Dennis Quaid), un agente del Servicio Secreto del Presidente.

Todos los sucesos de la trama ocurren en un periodo de aproximadamente 30 minutos. La película divide su narrativa en segmentos, cada uno dedicado a uno de los ocho puntos de vista que incluyen a la directora de un canal de televisión, el agente, un turista, el asesino, un policía español, los cabecillas del atentado, una niña y hasta el propio Presidente.

Cada vez que se presenta una de las perspectivas, el reloj da marcha atrás y comienza desde el principio, resultando en un estilo bastante singular para mantener el suspenso al concluir cada fragmento con alguna nueva pista sobre la identidad de los malhechores.

Sin embargo, llega un punto en la película que la técnica empieza a funcionar en su contra.

Las primeras versiones de los hechos a las que son expuestos los espectadores son bien intensas, pero a medida que van mostrando otras, el proceso se torna un tanto repetitivo e incluso algunos cinéfilos podrán predecir el desenlace mucho antes de que el largometraje lo revele.

No obstante, esta falla no le resta efectividad al filme y recompensa a los que han sido pacientes con su cierta monotonía proveyéndoles un final repleto de acción que, aunque demanda un cierto grado de cándida complicidad de parte del público, no deja de ser muy entretenido.

Por su parte, todos los integrantes del elenco internacional –como el estadounidense Forest Whitaker (“The Last King of Scotland”), el español Eduardo Noriega (“Abre los ojos”) y el venezolano Edgar Ramírez (“The Bourne Ultimatum”)- se desempeñan a la par con el material que les ofrece el libreto, escrito por el novicio Barry Levy.

“Vantage Point” no estará encaminada a revolucionar el medio cinematográfico, pero brindará a los cinéfilos un buen rato de esparcimiento. Es una de esas cintas ideales para comer popcorn y simplemente pasarla bien, sin necesidad de tener que pensar: “¿qué mensaje me querrá transmitir esta película?”.

fuente:primerahora.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s