Estreno filme venezolano cambia alfombra roja por cancha tierra

CARACAS, feb 26 . – Ni alfombra roja, ni ropas exclusivas, ni una glamorosa sala de proyección. La premiere nacional del largometraje venezolano ‘Cyrano Fernández’ se celebró el lunes por la noche en una cancha de tierra en la humilde barriada caraqueña San Miguel, de la Cota 905.

La elección del lugar no es casual, pues en esta populosa zona se rodó durante ocho semanas del 2005 esta enésima adaptación del clásico Cyrano de Bergerac, con sabor caribeño y al violento ritmo de las bandas que cada semana dejan decenas de muertos en los suburbios venezolanos.

“Esto es un canto contra la violencia, podemos cambiar un país con las armas espirituales de la cultura. Esta es una obra de San Miguel para Venezuela y el mundo”, dijo Alberto Arvelo, director y guionista del filme, visiblemente emocionado.

Y es que San Miguel no es sólo el excepcional telón de fondo de este drama clásico, que se desenvuelve entre sus angostos callejones y dentro de sus precarias viviendas, sino también una auténtica cantera que involucró a jóvenes de la comunidad como actores, productores y técnicos.

“Yo entré en esto del cine como por casualidad y ayudé en tareas de producción, como eléctrico, un poco de todo. Estoy orgulloso porque el barrio estuvo a la altura”, dijo Ronald Pérez, un joven de esta empobrecida “favela” capitalina, que luego obtuvo trabajo en otras producciones nacionales.

En la cancha donde se practica un juego popular venezolano conocido como bolas criollas, no cabía un alfiler. Varias filas de sillas metálicas algo destartaladas conformaban esta improvisada sala de proyección al aire libre y decenas de niños se apiñaban en el suelo frente a la pantalla, levantando una molesta polvareda en su continuo ir y venir.

Los más afortunados disfrutaron la exclusiva proyección desde las terrazas de su propia casa o, pidiendo un “permisito”, apretados en los tejados de las viviendas cercanas, palcos de excepción para este estreno con toque criollo.

Se apagaron las luces y el murmullo se fue desvaneciendo. Pero cada aparición de algún vecino en escena desató el fervor de los cientos de espectadores entregados, que vitorearon con aplausos, gritos y silbidos a sus estrellas locales.

CYRANO, A LA LATINOAMERICANA

De la historia original del dramaturgo Edmon Rostand, ambientada en la Francia del siglo XVII, se han realizado decenas de versiones cinematográficas, óperas, dibujos animados, ballets, exitosos musicales e incluso una insólita adaptación pornográfica.

El Cyrano venezolano, interpretado por Edgar Ramírez, cambió la prominente nariz con la que Rostand caracterizó en 1897 a su poeta espadachín por un gangster de barrio con el rostro plagado de cicatrices y un revolver en el cinto.

Y aunque la historia conserva la esencia original del triángulo amoroso en el que Cyrano conquista con sus versos para otro a la mujer que ama, en esta visión latinoamericana está presente otra realidad plagada de bandas, policías corruptos y drogas, al son de la salsa y el hip-hop.

“Aquí hay 150 muertos por fin de semana, qué te parece, más que en cualquiera de vuestras guerras. Los niños salen a matar y morir a los 12 años”, dice Cyrano en uno de los diálogos.

Millones de venezolanos viven hacinados en empobrecidas barriadas en el rico país petrolero y la inseguridad aparece recurrentemente en las encuestas, como uno de los principales problemas del país.

“La violencia es parte de nuestro día a día. Pero eso no significa que no existamos, que no haya gente buena aquí en el barrio, que se satanice al barrio”, dijo Eduardo Núñez, un mesero de 31 años que vive en San Miguel y quien felicitó efusivamente a Arvelo por montar el estreno en su barrio.

Al finalizar la película, el público dio su aprobación con un sonoro aplauso, mientras se preparaba para la tradicional fiesta que acompaña a todo estreno cinematográfico que se precie.

“A mí me encantó y además salgo, salgo jugando fútbol”, concluye José Manuel, de 8 años, quien por una vez no tuvo que bajar los 198 escalones desde su casa, en la cima de la colina, para ir al cine.

(Por Enrique Andrés Pretel, Editado por Juana Casas)

2 thoughts on “Estreno filme venezolano cambia alfombra roja por cancha tierra

  1. Hola. Espero esten bien. Mi felicitación por haber realizado el estreno nacional de Cyrano Fernández en la misma comunidad donde lo filmaron. Realmente fue una iniciativa hermosa. Me hubiese encantado enterarme a tiempo y haber visto la película alli, en esa cancha convertida en sala de cine…el calor de la gente y conocerlos personalmente (actores, director, productor, etc) de una forma relajada y en esa atmósfera totalmente conmovedora no tienen precio… Nada que ver con la, comparativamente, fría sala de cine donde finalmente, ayer tuve la oportunidad de ver. Lamentablemnte el sitio de oficial de la peli no abre. Quisiera dar mi humilde opinión respecto a la misma, espero se solucione el problema. Sin embargo, a través de tu sitio, me permito sólo decir que me parecío hermosa, a pesar del escenario y de la situación violenta donde está contextualizada, percibí lo hermoso que deriva de nuestros tan humanos contradictorios sentimientos y valores: la inocencia, la rabia, la maldad, la solidaridad, la injusticia, la cobardía, el sacrifio, el miedo, la bondad, el amor, el dolor, la honestidad…Con algunos de Uds, coincido, considero Cyrano Fernádez una película que, más allá de reflejar la situación de nuestros barrios, es de sentimientos, de personas, del combustible de Caracas: del 80% de los Caracqueños… Logra un contraste increible, es sensible, permite de esta forma, conectarnos como personas sin importar de donde somos ni que tenemos, considero que da un sentido de hermanadad (al que está abierto a recibirlo), nos acerca, nos pone a pensar… Nací y crecí en Caricuao y sé el peso de los prejucios…trato cada día ganarles la batalla…
    Un abrazo, lamentablemente virtual…😉
    Yepsi

    Me gusta

  2. La película esta muy bien hecha, dirigida y producida, es un regalo para aquellos que necesitan abrir los ojos ante las realidades de nuestro país y de todos aquellos países que necesitan que todos seamos Cyranos y luchemos por ser mejor a pesar de las realidades que vivamos en nuestro mundo, es triste luchar solos pero es necesario luchar por ser mejores.

    Felicito a todos y cada uno de los actores porque lucharon por ser cada uno protagonistas de su propio papel dando el realismo que debería tener cada escena.

    Pocas películas he visto brillar sin sexo, pero esta se la comió siendo objetiva y logrando mostrar que si se puede hacer una excelente película sin meter el sexo por delante.

    No creo en las segundas partes, pero quede con unas ganas de verla si la hubiera, el final fue abrupto y para mi quedo abierto… aunque no mal porque enseña en cierta medida que la maldad esta en todos lados y que tampoco olvida y tal vez le enseñe a algunos… que lo que se hace aquí, aquí se paga… lamentablemente..

    Espero sigan creyendo en el cine venezolano y realizando películas que abran una ventana, de manera simpática la cruda realidad de muchas partes del mundo y sobre todo nuestro país silencioso de lo que ocurre… porque todo esta bien… GRACIAS POR EL FILME…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s