Edgar Ramírez. Poder latino en Hollywood.

dEntrevista exclusiva.

Su película preferida es Sumas y Restas, de Víctor Gaviria. Anhela hacer cine en Colombia y cautivó a todos con su carisma y personalidad. Está a punto de asumir el papel del filme estadounidense Escobar, sobre la vida del capo antioqueño.

t

A las 9:30 de la mañana del viernes 17 de abril de 2008, Edgar Ramírez se sentó a desayunar en el norte de Bogotá, con los cineastas caleños Carlos Moreno y Diego F. Ramírez (director y productor del aclamado filme Perro Come Perro). A pesar de lo apretado de las agendas de todos, Séptimo Arte logró realizar esta reunión, en vista del interés del actor venezolano por hacer una película en Colombia.

Cualquiera diría que a Ramírez le falta el trabajo. Pero es todo lo contrario. Precisamente está en nuestro país en la promoción de Justo en la Mira, superproducción de Hollywood en cuyo afiche su nombre aparece del mismo tamaño que los de Forest Whitaker, Sigourney Weaver, Denis Quaid y William Hurt.

Es que a este ‘chamo’ le sonó muy rápido su carrera histriónica internacional. Pasó como si nada de sus inicios en la televisión y el cine de su país, a ser protagonista del filme de acción Dominó, de Tony Scott, hace apenas tres años.

El éxito se disparó. Participó en el ‘blockbuster’, El Ultimátum Bourne; y ahora lo vemos en Justo en la Mira como Javier, un oficial especial de una fuerza indeterminada que es obligado a involucrarse en un complot que busca asesinar al presidente estadounidense durante su estadía en España.

Javier enfrenta una terrible encrucijada. O se convierte en asesino, o permite que la banda de terroristas acabe con la vida de su hermano, a quien tienen secuestrado los villanos.

Entrevista
t

El dilema moral que enfrenta el personaje de Javier es supremamente fuerte. ¿En la vida real, Edgar Ramírez haría algo así por un hermano?

No sé. Justamente este espacio de especulación en que entras cuando hay que responder una pregunta así, es lo que hace tan interesante la historia de este personaje. ¿Cómo reaccionaría yo ante esa situación? Hay que poner detrás los principios para entender el personaje desde su contexto. Creo que todo lo que hace Javier es por amor, todos hacemos cosas inusitadas por amor, sobre todo cuando el amor peligra. Ojalá que nunca tenga que matar a alguien, pero creo que el amor y el miedo nos llevan a situaciones extremas. Justamente como actor, esa es la exploración en la que ando, tratar de entender los límites de nuestra naturaleza. Javier fue la experiencia ideal para especular.

Forma parte de la nómina en la dupla de Steven Soderbergh sobre el Ché Guevara…

Son dos películas, sí. El Argentino va desde México hasta la batalla de Santa Clara, en 1956, cuando los Moncadistas regresan a Cuba, y cubre toda la campaña de la Sierra Maestra. Guerrilla va desde el triunfo de la revolución hasta nuestros días. Yo estoy en El Argentino. Mi personaje es Ciro Redondo, lugarteniente de la columna del Ché Guevara, uno de los pocos oficiales que tenía educación formal, incluso había alcanzado a ir a la universidad. Estuvo siempre muy involucrado con el aspecto educativo de la campaña. Tenía que combatir y educar. Fue el gran mártir de la Sierra Maestra, porque lo mataron de un tiro de cabeza en la Batalla de Valverde, antes de que llegaran a La Habana.

Cómo maneja la dualidad entre el cine comercial y el independiente. ¿Cuál disfruta más?

Me concentro más en la película, tengo una aproximación orgánica con la historia. Mis criterios de selección son muy amplios. Trato de involucrarme en relatos entrañables y conmovedores. A mi me conmueven muchas cosas en la vida. Javier me conmovió muchísimo, pero igual Ciro Redondo. No lo pongo en términos de comercial o independiente. El Ultimátum Bourne es la película más taquillera de la historia, en su primer fin de semana. Independientemente de lo que significa trabajar en una película tan colosal, considero que es una buena película, con respeto e integridad creativa.

Trabaja en una campaña internacional para prevenir el cáncer de seno…
f

Nos estamos muriendo de cáncer y cada vez nuestro estilo de vida y alimentación le da paso abierto a que las células cancerígenas se nos metan por todos lados. Yo pertenezco a una generación seriamente amenazada por el cáncer. Tuve dos amigas que murieron de esto, tengo una madre y una hermana. Los hombres somos los padres, los hijos y los sobrinos de las mujeres con esta condición. Lamentablemente, en América Latina, hay un alto porcentaje de abandono masculino en esta situación. Además de que están enfermas, los maridos las abandonamos, porque nos da miedo. El cáncer altera la dinámica familiar completa, para mí es muy importante llamar la atención de las mujeres para que se revisen y de los hombres para que las apoyemos más si están enfermas.

¿Qué sintió cuando lo eligieron mejor actor en el Festival de Málaga por Cyrano Fernández?

Mucha emoción, no lo esperaba. Curiosamente, me avisaron desde Venezuela, porque por la diferencia de horario, el cable se había enviado a América con anticipación para que pudiera publicarse. Apenas estaba vistiéndome antes de salir a la ceremonia de entrega y me llegó un e-mail con el anuncio. Cyrano Fernández es una película a la que tengo muchísimo cariño, es mi regreso a la pantalla venezolana después de mucho tiempo dando vueltas por el cine internacional. Es una versión de un clásico adaptado a la realidad de hoy, dura y terrible pero también poética, como es la de una ‘favela’ venezolana. En Venezuela le está yendo muy bien, la gente la ha recibido con mucho aprecio. Fue también mi primera experiencia como productor.

¿Qué hará para su interpretación de Pablo Escobar, la anunciada película de Antoine Fuqua?

f

El proyecto apenas está en desarrollo, pero si se concreta, tendría que prepararme muchísimo. No he visto el documental Pablo, Ángel o Demonio, de mi compatriota Jorge Granier Phelps (me va a matar por decir esto), pero soy su amigo personal. Escobar es un personaje muy contradictorio, que le cambió la historia no sólo a Colombia sino a toda la región. Sería un ‘tour-de-force’ que trataría de llevar a cabo de la mejor manera. Un reto que implicaría mucha delicadeza y sensibilidad.

Ya había hecho de colombiano en Punto y Raya…

Sí, yo soy el soldado colombiano Pedro. Paradójicamente la película gira en torno a la relación de mi personaje con un soldado venezolano en la frontera, Cheíto (interpretado por Roque Valero). Tuve que prepararme mucho para aproximarme al acento.

¿Se concretó su nueva película con su compatriota directora, Elia Schneider?
f

Sí, pero todavía no puedo contar sobre eso. Elia es mi maestra actoral, con la que hice Punto y Raya, espero hacer muchos proyectos más con ella. Me dio mi primera gran oportunidad.

¿Quisiera asumir en Hollywood un personaje que no fuera latino?

Claro que sí. De hecho, en El Ultimátum Bourne no se especifica de dónde es el personaje. Y de Javier tampoco se dice su nacionalidad. Me pasa con muchos de mis personajes. Para mí, Javier es un latinoamericano exiliado a España.

¿Cree que los directores en Hollywood tienden a encasillar a los latinos como los malos del paseo?

Los buenos directores no. Y yo no escojo a mis personajes, no los hago para que las niñas crean que soy lindo y chévere. Tiene más que ver con los personajes que me conmuevan. Por fortuna he tenido la experiencia de que los directores se han acercado a mí con propuestas muy interesantes. Por otro lado, no creo que uno deba hacer las películas que le convengan, sino con las que se siente satisfecho.

¿Le gustaría hacer cine en Colombia?
f

A eso vine (risas). Pasé de hacer películas en mi país a hacer películas en Hollywood, no tuve una película de transición. No tuve la película que le dijera a América Latina que existía como actor. Pasé directo al cine estadounidense. Me gustaría mucho trabajar con Víctor Gaviria o Carlos Moreno. Es muy importante mantenerme conectado con Latinoamérica. Mucha gente cree que te has vuelto inalcanzable o impagable, y yo siempre digo que lo que quiero hacer es cine en el mundo.

¿Qué opina de las películas estadounidenses que por estrategia comercial, ponen a hablar a todos los personajes en inglés, no importa donde estén o de donde sean?

Yo creo que tiene que ver con la historia que quieres contar. El Argentino es una película estadounidense donde todos los actores hablamos español. Pero utilizar un idioma genérico es una convención. Hay muchas personas en América Latina que les encanta Shakespeare y lo hemos visto en español; y muchos ingleses que les encanta Lorca, y lo han visto en inglés. Es más bien el espíritu que quieres imprimirle a tu película.

¿Extraña su carrera en la diplomacia?

Quise ser diplomático por una profunda fascinación por la naturaleza humana. El acceso a los medios de comunicación es un enorme privilegio, que implica una gran responsabilidad social. Todos los que trabajamos en esto de alguna manera debemos contribuir. Ahora sé que hay muchas cosas por hacer a través de mi carrera, y seguir activo por el trabajo humanitario. Creo, por ejemplo, que las películas donde he portado armas, es una manera de decirle a la gente: el único lugar donde son divertidas las armas, es en el cine, porque es una fantasía, es sólo ficción. En la vida real, al final del cañón, sólo encontrarás la muerte.

¿Aspira dirigir?

Todavía no. Me hace falta un punto de vista suficientemente maduro.

Íntimo
r

Tipo de mujer…
Físico no tengo. Las colombianas son muy especiales.

¿Usa ropa de diseñador?
No.

Película que lo dejó marcado…
Sumas y Restas, de Víctor Gaviria.

Duerme desnudo o con pijama…
Sólo con medias, cuando duermo solo. Cuando estoy acompañado me las quito (risas).

Actor o actriz internacional… William Hurt.

Actor venezolano… Carlos Cruz.

Actor colombiano… Ramiro Meneses.

¿Prefiere seducir o que lo seduzcan?
Ambas.

¿Qué hace para seducir? La comida. El amor entra por la cocina.

¿Cocina? No me muero de hambre. Impresiono en la primera…

Plato preferido… La comida japonesa.

El día o la noche… Soy muy nocturno.

¿Llegaría a presidente? No me interesan los cargos de elección popular.
r

Es el típico ariano (el 25 de marzo pasado cumplió 31 años), líder en todo lo que hace. Pero su sensibilidad descubre la influencia pisciana. Por su padre, agregado militar, viajó desde muy niño y habla cinco idiomas. Además del español nativo, francés, alemán, inglés e italiano.

Soñaba con ser diplomático y llevar causas sociales a la ONU. Pero la actuación se atravesó en su camino y lo convirtió en estrella. Hasta el punto de que se da el lujo de vivir en Caracas y hacer películas en Hollywood.

Pero no olvida sus raíces, y pronto estrenará dos películas venezolanas: Elipsis, de Eduardo Arias-Nath (en la que comparte set con el colombiano Álvaro Bayona); y Cyrano Fernández, coproducción con España basada en el clásico Cyrano de Bergerac, dirigida por Alberto Arévalo Mendoza y producida por él, que le acaba de significar el premio de mejor actor en el Festival de Málaga.

Conversador locuaz, enfático y conciso en sus apreciaciones, Edgar Ramírez ya es una de las grandes figuras latinoamericanas en el cine del mundo.

Una de sus próximas metas: rodar una película en Colombia, quizás dirigido por el antioqueño Víctor Gaviria o el caleño Carlos Moreno. Además, es casi un hecho que caracterizará a Pablo Escobar en la película Escobar, del director estadounidense Antoine Fuqua, que se rodará en Puerto Rico y Medellín. El guión se basa en la novela de Roberto Escobar.

Su vocación humanitaria continúa. Es abanderado de una campaña latinoamericana para la prevención del cáncer de seno y vocero de Amnistía Internacional en la campaña No dispares, que busca frenar el creciente armamento del mundo moderno.

Su concepto sobre el filme caleño Perro Come Perro: “Una película genial: historia bien contada, actuada y filmada. La cámara justo donde debe estar. Me impresionó cómo la intriga de robos, presiones y mafia se mezcla con realismo mágico. Una apuesta muy bien lograda que no siempre tiene éxito. Da mucha alegría que estemos haciendo tan buen cine en Latinoamérica. Los felicito a todos”.

Ramírez fue convocado a actuar en Amores Perros, del mexicano Alejandro González Iñarruti, pero no aceptó porque estaba terminando su carrera de Comunicación Social. Luego del resonante triunfo del filme, tal vez por consolarlo, el guionista Guillermo Arriaga, lo sentó en un parque y le dijo todo lo negativo de la carrera del actor, el sube y baja del éxito y la posibilidad del desempleo. Nada más alejado de la realidad actual del actor venezolano.

“No me puedo quedar quieto. Tengo mucha conciencia de la muerte y siento que debo aprovechar muy bien mi tiempo”.

“Quise ser diplomático o periodista porque siento fascinación por la naturaleza humana, tan mágica y compleja”.

“Estoy ligado a la creatividad. Quiero hacer mucho cine. Hacer cine en mi país ya fue para mí una proeza, llegar a Hollywood no era mi meta, pero sí soñaba con ello”.

fuente:séptimo Arte
Ana isabel

3 thoughts on “Edgar Ramírez. Poder latino en Hollywood.

  1. hola edgar te felicito por el gran exito que haz, espero que cada mañana se lo agradezcas a al “señor” el esta por sobre todas las cosas y te deseo lo mejor del mundo y otra cosita amigo, nunca olvides tus raices venezolanas nosotras tambien te amamos, haaaaaaaaaa y cuando haga falta un extra buscame me gusta la accion claro las peliculas xauuuuuuuuu besos desde venezuela maite

    Me gusta

  2. soy un fanatico atodas las peliculas de edgar ramire isi firma para aser la pelucula de plablo escobar seria mas fanatico ael por que yo quieroser como pablo algun dia ese es mi idolo desde que es cuche su vida ser como pablo es mi mayor sueño pablo tubo todo en sus manos iayudava alajente pobre poblo fue el robinju de colombia yose que tanbien iso cosa muy feas pero para ser como el fue era obligatorio esas cosas bueno edgar te deseo mucha suerte en tu vida iporfa firma esa pelicula asi como firmate el don queera la vida de poblo bueno chaito fuerte iyo tan bien soy VENEZOLANO con mucho orguyo viva VENEZUELA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s